Torment Tides of Numenera : Videojuego para PC

Viajamos al Noveno Planeta para ofreceros el análisis de Torment Tides of Numenera, el RPG que, merced al Dios Cambiante, está ya en venta tras un largo y accidentado proceso de desarrollo, en el que no faltaron múltiples retrasos en su fecha de lanzamiento, en un inicio establecida en el último mes del año de 2014.Torment Tides of Numenera

Fuere como fuese, lo esencial es que el juego está ya a la venta en PS4, Xbox One y ordenador, por lo que está todo listo para que podamos gozar de su propuesta rolera “de la vieja escuela”… aunque será mejor que empecemos desde el principio y nos coloquemos en las cosas anteriores sobre los demasiados, y demasiado intrigosos, detalles que contemplan a este proyecto.

En primer lugar, el nombre de Torment Tides of Numenera empezó a tomar fuerza en marzo de 2013, cuando apareció ligado a una campaña de Kickstarter por medio de la cual sus autores buscaban financiación para desarrollar una “secuela espirtual” de Planescape: Torment, el mítico RPG de Black Isle Studios que embelesó a miles de jugadores de computador en 1999. Desde luego, la idea ya era por sí atractivísima, mas si profundizábamos en la publicación de la página de crowdfunding descubríamos que detrás del proyecto estaban muchos de los creadores del original, así como Brian Fargo, un genuino veterano curtido en batallas de la talla de Baldur’s Gate, The Bard’s Tale o bien Fallout.

Con estas premisas, la campaña de financiación de Torment rompió todos y cada uno de los récords y, en poco más de un mes, inXile Entertainment colectó más de 4 millones de dólares americanos, una cantidad muy superior a los 900.000 que requerían en de forma inicial para hacer viable el juego. Esto les dejó crear una aventura considerablemente más ambiciosa y profunda, aparte de agregar a nuevos miembros a su equipo de desarrollo.

Torment

Este rico y profundo universo está fielmente reflejado en el juego, en tanto que una de las primordiales metas de sus autores era la de lograr que nos sintiésemos en una partida del videojuego de roles. Y ya nos estamos adelantando a que lo han alcanzado, con todo lo bueno y lo malo que ello acarrea tratándose de un producto de tipo digital. Mas acercaos un poco más al precipicio…

Medrando en un nuevo mundo

Una poblada ciudad, fácilmente perceptible desde la vista elevada por la que apuesta la aventura, es el primer escenario que visitamos, y en el que -en primera instancia- solo sabemos que debemos arreglar un enigmático portal. A partir de ese instante comenzamos a recorrer las distintas zonas a las que tenemos acceso y, por supuesto, a hablar con los abundantes habitantes que moran en ellas.

Como ya os advertíamos antes, casi todos los personajes que hayamos durante el juego tienen una historia que contar, y -además- a una extensa proporción de ellos podemos preguntarles diferentes cuestiones, que en ocasiones superan la decena de posibilidades, así como también responder a sus preguntas, algo que afecta de forma directa a nuestra fluencia, un concepto similar al de la moralidad y que cambia tanto el comportamiento de otros personajes en relación a nosotros como nuestra propia percepción de las cosas en dependencia de las acciones y decisiones que tomemos en todos y cada momento.

Leave a Reply