RIDE: Xbox 360 Da un Vuelco

Los chicos de Milestone son uno de los equipos más veteranos en el género de la velocidad y, particularmente, entre las motos. Cierto que asimismo han abordado otros subgéneros de la conducción como las turismos con WRC, por ejemplo, sin embargo donde más se han prodigado y realmente tienen un nombre es sobre las 2 ruedas. A esta vertiente de los juegos para videoconsolas de este género pertenece Ride, su nueva propiedad intelectual que, desgraciadamente, está algo distanciada de la calidad de sus mejores trabajos.Ride para Xbox

Y es que este muy buen estudio se logra afincar en que Italia ha realizado videojuegos de diferentes calidades y su más reciente obra pertenece al conjunto de sus obras más prudentes. ¿Qué inconvenientes tiene? Siempre aguardamos de las entregas de este buen estudio obras de tipo artesanales. Nada más irreal en este curioso caso, donde no solo falta chispa y también inspiración sino también fallan cosas que aguardamos de un juego para videoconsolas apoyado por la tecnología del año 2015 en concepto de físicas, conducción o inteligencia artificial.

A Lomos de Bestias

Lo mejor del juego, para empezar, es lo simple que es acceder en él y en su manejo gracias a su cuidadosa liga de simulación y arcade. No nos cuesta nada ponernos a los mandos y entender los detalles de su conducción, y es que en lo más básico el manejo es más que admisible. El problema viene cuando profundizamos en los detalles y empezamos a descubrir que lo que semeja interesante principalmente es que va disminuyendo su fuerza a poco a poco, y por si fuera poco empieza a dejar ver unas aristas y unos elementos que requieren de un mayor pulimentado y que acaban por provocar un acabado algo áspero. De manera especial el particular tema de las físicas, poco mantenido, tanto en las choques que no tienen nada de realista como en las salidas de curva que son bastante difíciles de administrar.

RIDE Xbox 360

Lo bueno de Ride es que vamos a poder conducir más de cien motocicletas en cuatro categorías: Superbikes, Supersports, Naked y motos históricas.

Y es que todo esto tiene una relevancia radical en un juego que pretende ofrecer una simulación de realismo moderado como éste. Algo semejante podemos decir de la inteligencia artificial, que no tiene pretensión ninguna de tomar riesgos y que no altera su comportamiento ni siquiera alterando los niveles de dificultad.

¿Qué provoca esto? Que la obra nos ofrece sus mejores instantes solo en lo referente a dominar con maestría nuestra motocicleta, y no tanto en el sentido puramente competitivo que tan con frecuencia deja que desear. Estamos totalmente de acuerdo en el tema de la accesibilidad, mas todas y cada una estas partes debían haber sido considerablemente más cuidadas para asentar los cimientos de una IP nueva que comienza con un juego que debe ejercer como carta de presentación.

Claramente, en dicho sentido tenemos que expresar que Ride es la principal propiedad con intelecto enteramente nueva para este estudio. Después de laborar en demasiadas entregas que se han basado en licencias, por fin han tenido libertad de manera total para fijar sus reglas y también intentar cosas nuevas. En este sentido se han apoyado en hasta 14 desarrolladores con licencia (BMW,Aprilia, Bimota, Ducati, KTM, EBR, Honda, Energica,Kawasaki, Lightning, MV Agusta, Suzuki, Triumph y Yamaha) para prestar sus motos, que alcanzan un número que supera las ciento diez, y que se convierten por mérito propio en la enorme estrella del espectáculo.

Leave a Reply