Una Perspectiva Nueva del Videojuego: NiOh

De vez en cuando, mientras las decenas de horas que he podido lograr jugar a la parte final de NiOh, se me olvida incluir en esta experiencia las demos. Si has continuado su historia, es posible que puedas jugar a la demo Alpha, Definitiva y Beta . He logrado jugar tres adicionales a en diversas versiones. Habré estado en este cosmos oriental más de veinte horas antes de pulsar el botón de nueva partida. Y en ocasiones se me olvida.

Fue en estas demos donde aprendí a defenderme. Comprender el ki. Quitarme los vicios los Souls y del eludir de Bloodborne, que contiene varios frames que te vuelven invulnerables, en contraste al dash de William, donde cualquier cuchillada es letalmente real.NiOh PS4

Es igual, no importa. Podemos decir Souls y Bloodborne sin remilgos. Es crucial equiparar todos estos nombres y considerablemente más con NiOh para después, al final, desprendernos de ellos. A lo largo de todo el tiempo que ha durado el desarrollo, el equipo de YosukeHayashi ha hecho lo mismo y jamás han tenido problemas en citarlos tampoco. Si te van a comparar, cuando menos haz de ello tu escudo. Y bien que hacen. Coger la fórmula de Souls y entremezclarlo con el hack and slash desmandado que sabe hacer el Team Ninja ha creado de las mejores experiencias que puedes vivir esta generación, y definitivamente este 2017.

NiOh logra hacer conectar y no te deja con esa danza de muchas distancias, riesgos y excelentes recompensas que es su proceso de combate. Raras veces encontrarás en un juego para videoconsolas un proceso de batalla más correcto y veloz que el que se aprecia en esta versión. Existe una parte de TsubakiSanjuro, la película de Kurosawa, que lo explica mejor. En ella, 2 samuráis se quedan mirando fijamente durante largo tiempo, hasta el momento en que en lo que uno desenvaina el otro ya ha asestado el golpe final.

Puedes replicar de manera perfecta esta escena en NiOh, por el hecho de que, de hecho, hay movimientos que prosperar con la espada de forma directa enfundada. Qué demonios, hay un movimiento que puedes mejorar con el que detener la espada rival con las manos desnudas y clavársela al contrincante.

Es fundamental entender el tono, antes que nos pongamos a explicar las excelentes mecánicas, porque aún cuando NiOh gana en bastantes propiedades, el que provoca u ocasiona que nos vayamos por su excelencia es esa capacidad para trasmitir una época y un estilo de vida: el del samurai. Esa frase tan manida de los juegos para videoconsolas que “te hacen poder experimentar otro modo de vida”, es donde acá tiene su motivo de ser cuando matas a un combo con una buena administración de tu ki para dar la estocada final tras un combate extremo. Hemos hablado muchas veces de lo esencial que es en esta clase de juegos la sensación de una riña justa. Y las de NiOh son pura justicia ciega.

Problemas en el Japón Feudal

Goza de esta sensación de combatir como un samurai, por el hecho de que lo que es la historia es más bastante difícil de hacerlo. Todo empieza sencillamente. Somos William, un pirata que debe huir de la Torre de la ciudad de Londres, gracias en parte a nuestro espíritu guardián. Mas a lo largo de la fuga, conocemos a Edward Kelly, un mago que nos quita el espíritu, con lo que vamos a viajar al lejano el país nipón en su busca. A una guerra distinta de las que acontecen en Europa, donde el Imperio español y también inglés disputan sin descanso. Nada del otro planeta, y con protagonistas y villanos muy del Team Ninja. Mas es cuando llegamos a el país nipón en pleno período Azuchi-Momoyama cuando la cosa se descontrola.

Leave a Reply