Metal Gear Solid 5: The Phantom Pain (Para Xbox 360)

Juegos, siempre hemos sentido un enorme respeto por ellos y sus autores, estimando que cada nuevo exponente es producto de muchas personas: programadores, artistas, diseñadores de niveles, músicos… El arte del juego es uno multidisciplinar, en el que sólo poniendo todos los engranajes se hace marchar la maquinaria. Mas siempre y en toda circunstancia tiene que haber alguien que sepa montarlos, que logre darle sentido al conjunto.

The Phantom Pain logra ser el título que es porque Kojima ha dominado claramente el arte de dirigir. Cuando en un juego todo encaja tan bien es porque se ha llevado por el camino adecuado, haciendo que los elementos icónicos de esta franquicia (infiltración, historia y ahora planeta abierto) se fusionen de forma ejemplar. No podemos decir que es mejor que tal o cual edición, solamente que es la que más cobra sentido en el la actualidad a nivel jugable y técnico, suponiendo un punto y aparte en la trayectoria de la saga, del creador y hasta es posible que de la propia Konami.Metal Gear Solid 5 The Phantom Pain

Es injusto hablar de una sola persona cuando se ve lo bien que marcha Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, desde el diferente diseño de varios escenarios, las animaciones, las mecánicas y lo interesante de sus misiones. Sin embargo, sería igualmente injusto no hablar de Hideo Kojima, por el hecho de que en 3DJuegos también pensamos que detrás de cada gran creación siempre y en todo momento hay un creativo que lleva las bridas, que logra que los demás caminen en exactamente la misma dirección.

Valor para cambiar

Mas toda lucha, en este caso para evolucionar, implica resoluciones importantes. La apuesta por un esquema de mundo abierto ha reorientado ciertas convenciones de la popular serie, algo de lo que ya se nos ofreció un buen y pequeño adelanto en Ground Zeroes. El mejor resumen es que la historia cede buena parte de su protagonismo al jugador. Se terminaron las largas sesiones de conversaciones por códec y esas intros que interrumpían de manera continua la jugabilidad. Kojima se ha transformado con este juego para videoconsolas.

Metal Gear Solid V The Phantom Pain

¿Quién ha dicho que no tenemos intros? A pesar del nuevo enfoque, hay numerosas secuencias de introducción, todas con la identidad de Kojima.

Controvertido y arriesgado; es un movimiento valiente por parte del equipo de desarrollo, pero que a nuestro enteder supone a la vez su mayor acierto. Es cierto que ahora el argumento queda más fragmentado, y es posible que transcurran múltiples misiones sin que descubramos nada relevante sobre Venom Snake y su historia de venganza. Al igual que en una serie (de hecho el juego se estructura como tal), podríamos hallar episodios cruciales y otros de “relleno”, mas todavía de este modo todos interesantes desde el aspecto puramente jugable.

No hay nada dejado al azar en The Phantom Pain. Todo encaja en un diseño estudiado al milímetro. Esto podría preocupar singularmente a los fanes más acérrimos, puesto que el guión siempre ha sido aspecto central en la experiencia Metal Gear. No obstante, resulta conveniente decir que existe una descomunal carga narrativa en los casetes que vamos desbloqueando, pequeñas piezas de información que podemos oír en cualquier instante. Armar el puzle narrativo y también ir a por las profundidades de The Phantom Pain es por lo tanto opcional. Aún de este modo, con la carga argumental planteada (no faltan las intros) ya se consigue una enorme experiencia, con personajes atractivos, situaciones sorprendentes y esos giros tan propios de Kojima.

Leave a Reply