Hitman: Videojuego para PC

Con cimas tan álgidas como Blood Money, que llevó a sus puntos más altos el diseño de escenarios, hemos protagonizado instantes formidables a la vera de su protagonista, caminando a su lado con sus emblemáticos andares, disfrazándonos tal y como si de un camaleón se tratara y mostrando una fría atrocidad con sus objetivos y una profesional compasión con el resto de personajes que habitan sus mundos. Pues al fin y al cabo tanto como yo sabemos que los juegos de la serie tratan de estudiar los escenarios y de ser un profesional, ya que nada te logra impedir hacer una tienda de carne y poder asesinar a quien quieras; pero no hubiese posición para el orgullo del asesino profesional en hacerlo de esta manera.hitman pc

Es difícil explicar la satisfacción que se siente cuando uno hace el homicidio que tenía por encargo sin dejar pistas, testigos y, lo que es mejor, haciendo “que parezca un accidente”. Y existen muchos instantes de esa atroz brillantez en este Hitman dos mil dieciséis, que ha sido elaborado tal y como si la primera temporada de una serie de televisión se tratase, y que ya ha prometido unas segunda y tercera series de capítulos. Ojalá hayamos dejado a la suerte ya la disputa de, exactamente, la división en partes y su distribución digital en formato episódico pues en IO Interactive, siendo conscientes del espíritu clásico de muchos de sus fanes, también se han asegurado de que ahora que están todas y cada una de las partes libres también se pueda adquirir como un juego completo, e incluso presenta muy elegantes ediciones físicas para coleccionistas.

Hitman análisis más profundo

Convertirse en un maestro del disfraz y emplear apropiadamente nuestras armas y gadgets es clave para triunfar.

¿Por qué razón es esencial matizar esto? Porque el núcleo duro de la jugabilidad de la saga no puede (ni debe) mudar, y es que su mezcla de muchísimo sigilo, el explorar y una buena estrategia es tan asombrosa que demasiados cambios es posible que lleven a la pérdida de su identidad. Es por este motivo que la franquicia ha ido avanzando hacia un “más grande y mejor” en vez de a registrar cambios bruscos a lo largo de más de quince años de vida como franquicia. Hay una diferencia, eso sí, entre los virajes de timón y el realizar tan muy pocas cosas agregadas como en el presente episodio, una cosa que sí es muy criticable y que le colocamos como una falta en este juego.

Ese espíritu reduccionista es algo contra lo que yo me posiciono habitualmente, no obstante eso no quiere decir que el tamaño no importe en un Hitman… Por el hecho de que lo realiza, y bastante. No es coincidencia que París haya sido el lugar más bueno en cuanto a las dimensiones, siendo inclusive de esta manera gigante, y que el buen sentido se fuera volviendo nada episodio a episodio. Cuanto más excelente es su decoración más probabilidades tácticas hay para tener riqueza de cada encargo, y en esa manera la nueva entrega ha sido muy inteligente formulando pequeñas guías merced a las llamadas Ocasiones, uno de los escasos soplos de frescura del conjunto.

Leave a Reply