¡Impresionante Análisis de DynastyWarriors: Godseekers!

Pese a que considero al género de los hack’nslash de estilo oriental como un género de juego bastante incomprendido en territorio occidental, a Dios gracias sí que existe un conjunto de usuarios muy selecto que disfrutamos con dichas obras. Y, de todas , puede que la que más influencia y apoyo tiene sea DynastyWarriors, la muy reconocida marca de TecmoKoei que muchísimas entregas desarrolladas por Omega Force nos han proporcionado de disfrutar a lo largo de los últimos años… o bien aun décadas.Dynasty Warriors 9

Exactamente esta saga retorna a PS4 y PS Vita (la edición para PS3 en principio se queda en Japón) en versión digital solamente, con una caratula demasiado atrayente pero que no tiene mucho que ver con lo que suelen ofrecernos estos guerreros orientales.

No es la primera vez que sucede. Pese a su claro enfoque hack´nslash, la serie DynastyWarriors se ha desmarcado de su tradición frecuente en alguna ocasión, siendo la subsagaDynastyTactics el ejemplo más propio de esto que os cuento.

Exactamente esto es lo que ha sucedido con DynastyWarriors: Godseekers, un juego que se separa completamente de las batallas que no tienen descanso que habitualmente suelen acompañar a todos los títulos de esta muy clásica marca, para ceder estrellato a la estrategia con un juego denso y sensato a más no poder. Un cambio de aires que, como suele pasar en estos casos, seguramente agradará a un conjunto de usuarios y no tanto a los seguidores más fanáticos de la saga, pero que al menos bajo mi criterio ha dado como resultado un juego bastante extenso, muy complejo y hasta obsesivo si se le da el tiempo suficiente.

Batallas tácticas

Siendo de esta forma las cosas, ¿en qué consiste entonces precisamente esta nueva obra de Omega Force? Puesto que se trata de una odisea táctica en la que, a lo largo de multitud de niveles hilados entre sí por bastantes secuencias de vídeo, tenemos que conseguir lograr la victoria en cada batalla. Y para lograrlo es preciso cumplir con los requisitos de victoria que se nos marcan al principio de cada batalla y, si de esta manera lo queremos, asimismo es posible materializar algunos puntos secundarios que nos dan buenas recompensas.

LeiBin,ZhaoYun y Lixia son los tres protagonistas de esta nueva entrega de excelente estrategia turnados para PS4 y PS Vita.

Todo escenario se divide en las frecuentes cuadrículas, las cuales nos dejan ir merodeando por los escenarios. ZhaoYun y LeiBin dirigen a diferentes comandantes y comandos de apoyo que tenemos que ir poniendo y orquestando como pensemos que debamos. La gestión de dichas unidades es la clave para conseguir victorias, unidades que pueden ser de múltiples clases diferentes (ataque, defensa, velocidad, etc.), las cuales les dotan de determinadas ventajas e inconvenientes.

Dichas batallas tienen sitio por turnos y en cada uno de ellos de ellos debemos ir decidiendo lo que pensemos que sea conveniente. La Energía es la clave, ya que es la que nos permite efectuar cada una de las acciones, existiendo una extensa cantidad de ellas. Agredir es una de las primordiales y siempre y en todo momento es necesario tomar en consideración varias facetas. Para comenzar, los ataques frontales son poco aconsejables puesto que infligen menos daño que los que tienen sitio por los laterales y, menos, aún, por la espalda. Eso por un lado.

Un multijugador le hubiera sentado de maravilla

También, siempre es necesario tener presente que es posible ocasionar daño a múltiples grupos de oponentes con una misma acometida, siempre y cuando la onda expansiva y el alcance del ataque nos lo permitan. Y para finalizar, es fundamental calcular bien cada uno de los diferentes ataques que es posible efectuar en todos y cada uno de nuestros turnos, pudiendo conocer de antemano las consecuencias de exactamente los mismos gracias a la información que se nos facilita en cada caso. Resumiendo, que se trata de un título sensato y táctico que, además de esto, presenta ciertas peculiaridades jugables únicas que le dotan todavía de mayor gancho.

Leave a Reply