Conoce las Controversias: Assassin’s Creed (The Ezio Collection)

Hay cierto acuerdo general en el hecho de que la segunda una parte de Assassin’s Creed alcanzó el estándar de brillantez para la industria que la principal parte ha comenzado a crecer de un modo más limitado. La historia de EzioAuditore se transformó en un distintivo para una generación de jugadores, que ha vivido una gran serie de misiones y aventuras de la época realmente ambientada en la Italia Renacentista que hata el momento ningún otro juego se había atrevido siquiera a intentar plasmar.Assassin's creed gaming

Cuando uno lleva tanto tiempo trabajando en este mundillo como es mi caso, comienzan a danzar las memorias de las sensaciones que rodearon a cada análisis, no obstante con esta saga tengo recuerdos muy limpios del sentimiento de aventura, de enfrentarse a lo ignoto y, en especial, de alucinante viaje mediante los tiempos que todos los juegos de la serie me han trasmitido.

Con esta TheEzioCollection tenemos entre manos 3 de las mejores y brillantes entregas de toda la marca. El mismoAssassin’s Creed II, ha inaugurado el arco de Ezio, Assassin’s Creed: La Hermandad, que se dedicó a abrir nuevos horizontes para nuestro colectivo en Italia y, finalmente, un Revelations que dio carpetazo a toda la narrativa relacionada con este profesor asesino natural de la bella Florencia. Ubisoft, una de las industrias que no se ha dado el prodigio en las remasterizaciones en esta nueva y excelente generación, nos ofrece en esta ocasión la restauración de esta trilogía en clave de PS 4 y Xbox One. ¿Qué tal el resultado? Vamos a verlo.

El Mundo en el Año 1 Después de Ezio

Como siempre en estos casos lo primero es aconsejarte que, si no conoces de qué va la trilogía de EzioAuditore eches una ojeada a los distintos análisis que en un par de clics puedes encontrar en las páginas de 3DJuegos sobre Assassin’s Creed II, Assassin’s Creed: La Fraternidad y Assassin’s Creed: Revelations, 3 videojuegos excelentes que abrieron y cerraron la historia de, probablemente, el más carismático y mejor héroe que hemos tenido en la saga hasta la data.

El aumento de resolución y ciertos detalles con las texturas contribuyen a enriquecer las estampas, no obstante el aumento de calidad es escaso.

La clave de que sea un trío de videojuegos tan recordado, no obstante, no tiene solamente que ver con su memorable protagonista, sino más bien también con el afinado general de la versión que ha presentado la marca, en el original y que seguiría entrega tras entrega, cambiando los contextos, las temporadas y las ambientaciones, mas manteniendo intacto su fundamente que se basa en acción, aventuras, exploración, cautela y, enmarcando sobre todo, mucha libertad.

Lo mejor es que han trascurrido múltiples años y que las mecánicas no semejan demasiado trasnochadas, ya sabemos lo que suponen solo unos años en este mundillo, y con ciertos ligeros ajustes en el control los tres títulos siguen pareciendo bastante actuales desde la perspectiva de la diversión que son capaces de aportar.

Ezio es el más atractivo y mejor héroe que hemos tenido en la saga

En el mes de septiembre de 2016 se presentaba esta TheEzioCollection para PlayStation cuatro y Xbox One con la intención de trasladar esa trinidad a las consolas del hoy en día nueva gama de consolas, y de realizarlo con una gran cantidad de mejorías o modificaciones visuales que le lograrán desmarcar del ya estrenado TheEzioTrilogy que veía la luz en dos mil doce para PlayStation 3, y que se limitaba a embalar los 3 lanzamientos juntos, sin cambios.

Esta vez, tristemente las mejoras, si bien contribuyen a destacar de manera notable el conjunto, no están a la altura de lo que esperamos y exigimos de las remasterizaciones de la actualidad. En las dos plataformas tenemos una resolución nativa de 1080p, y algunos matices acá y allí como el hecho de que se haya aumentado tenuemente la distancia de dibujado para sacarle partido a la nitidez que permite ese incremento en la suma de píxeles, así como el corte en varios momentos de carga que, en su instante, eran indudablemente excesivos.

Leave a Reply